COLCHONES Y TOPPERS

Las mejores noches de tu vida empiezan con Todocama.

Una cama no es cama sin colchón y el descanso no es descanso sin dormir bien. Todo está relacionado… ¿conoces el Efecto Mariposa? Pues esto es el Efecto Lirón, acabar literalmente roncando.

Colchones y Toppers

El colchón Viscoelástico Descansa posee una dureza intermedia.Su banda 3D facilita la transpiración del núcleo, ayudando a regular su temperatura. Diseñado con 3 cm de viscoelástica y 18 cm de material HR de alta densidad.



220,00 €

Colchon de Cuna Viscoelastico Colchon de Cuna Viscoelastico 2
  • -15%
8435439006774

Modelo de colchón especialmente diseñado para adaptarse a las necesidades de su bebé. La plancha viscoelástica termosensible de 1 cm hace que el colchón se adapte al cuerpo del bebé proporcionándole una sensación placentera, aliviando presiones y favoreciendo la circulación sanguínea.

90,00 €

76,50 €

Topper Ocean Topper Ocean 2
  • -60%

¡Perfecto para aumentar tu descanso! Su tejido viscoelástico te garantiza una plena comodidad añadiendo un extra a tu colchón.

139,98 €

55,99 €

Colchón Ocean Colchón Ocean 2
  • -15%

Se trata de un colchón de alta gama. Se caracteriza por su núcleo viscoelástico anatómico, ergonómico y equilibrado, que ofrece una mayor adaptabilidad y conford. Gracias a su banda inferior de tejido 3D permite una mayor transpiración, lo que ayuda a conseguir un sueño fresco y reparador.

400,00 €

340,00 €

Colchón Todocama Colchón Todocama 2
  • -10%

Este es un colchón de gama alta. Su funda tundosada y acolchada y sus 5 cm de viscoelástica le darán una sensación envolvente y un descanso placentero. 

290,00 €

261,00 €

Colchón Ortopédico Colchón Ortopédico 2
  • -25%

El colchón ortopédico ayuda a tratar dolencias en músculos y articulaciones. Su uso es beneficioso porque contribuye a tener una correcta circulación sanguínea y eliminar tensiones musculares y dolores de espalda causados por estrés. Previene deformaciones de columna y asegura una postura correcta al dormir.

120,00 €

90,00 €

¿Qué tipos de Colchones existen?

Los colchones se pueden clasificar según la composición de su núcleo. Los colchones de muelles son aquellos cuya estructura está sujeta por muelles, aunque también contengan capas de otros materiales que permiten que el cuerpo se apoye cómodamente. Son los más conocidos debido a que es un tipo de colchón clásico. Muchas veces se piensa, erróneamente, que un colchón de muelles es lo peor que te puede pasar en la cama pero, si es nuevo y un colchón de buena calidad, el que sea de muelles debe de resultar indiferente. Aporta mucha firmeza y es muy adecuado para personas que duermen boca arriba, ya que alinea la espalda y corrige la postura.

Los colchones viscoelásticos dan otra serie de ventajas que pueden hacerlos convertirse en el colchón más adecuado para ti. Suelen tener una firmeza más laxa porque se adaptan al peso y forma de tu cuerpo. Esto es muy útil si la persona que va a dormir en este colchón tiene muchas curvas o/y duerme de lado. De esta manera, la cadera y hombros, que sobresalen del resto del cuerpo, pueden resultar incómodos en superficies demasiado firmes, perturbando un descanso profundo y reparador como el que buscamos. Sin embargo, en un colchón de viscoelástica, la superficie se adaptará lentamente, envolviendo tu cuerpo y dejándote descansar plácidamente.

Si eliges un colchón de látex puedes encontrar varias opciones interesantes. Los colchones de látex natural logran durar más años como el primer día. Por el contrario, si optas por un colchón de látex sintético por ser considerablemente más barato, ten en cuenta que su vida media útil va a ser inferior a 10 años. En cuanto a la firmeza de este tipo de colchones, ofrecen dos niveles de confort en función de su densidad. Si prefieres que sea suave, es mejor que elijas una densidad de unos 65 g/m3. Mientras que, si buscas mayor firmeza, deberás escoger un colchón con una densidad de 85 kg/m3. ¡Eso sí! Los colchones de látex son los más acertados si duermes en compañía ya que tienen muy buena separación de lechos, es decir, el movimiento del otro lado de la cama es casi imperceptible y tú podrás seguir durmiendo mientras tu pareja gira como una croqueta.

Elegir colchón nuevo para dormir bien

Entonces, ¿en qué debes fijarte para adquirir un colchón nuevo y acertar? Pues bien, primero tienes que conocerte a ti mismo/a y tu forma de dormir.

¿Duermes de lado, boca arriba, boca abajo…? ¿Tienes dolores de espalda, cuello o cabeza? ¿Te mantienes quieto/a por la noche o cambias constantemente de postura? ¿La cama es para ti solo/a o la compartes con alguien? Si la compartes, ten en cuenta que necesitarás una cama que se adapte a las necesidades de los dos (o los que seáis).

Tienes que tener en cuenta también con qué espacio cuentas en la habitación. Recuerda que tienes más muebles aparte de la cama y que necesitarás espacio para pasar de un lado a otro. A partir de ahí, podrás elegir entre una cama de 80cm, 90cm, cuerpo y medio (que son 105cm) o de matrimonio de 135cm. Si te sobra espacio y te gusta dormir a pierna suelta puedes optar por una cama de 150cm. Y no lo olvides, ¡somier y colchón deben ser de la misma medida!

Topper y colchón de muelles: La combinación ideal

Los toppers son una capa extra que se coloca encima de un colchón para darle una segunda vida. Es una forma económica y ecológica de renovar tu cama.

Un topper y un colchón de muelles son la combinación ideal porque los colchones de muelles son muy firmes y darán una estructura consistente a tu cama. Por contra, los colchones de muelles son los que más problemas dan con el paso del tiempo debido a que las capas exteriores del colchón pierden parte de su capacidad y apoyo por lo que se nota el relieve de los muelles visualmente y cuando te acuestas, resultando extremadamente incómodo. Al combinarlo con un topper viscoelástico es como renovar el colchón entero recuperando la comodidad, pero sobre todo, la salud postural y el descanso que necesitas.